Ejército de Israel se prepara ante posible ataque químico de Siria PDF Imprimir E-mail

El Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal) se prepara para un posible ataque con armas químicas procedente de Siria y ha adquirido decenas de miles de dosis para neutralizar los efectos de los agentes nerviosos, según un reporte de la revista militar "Bamahané" (En el campamento), reproducido por el sitio web The Times of Israel.

El medicamento será distribuido a todos los médicos militares en los próximos meses, de acuerdo con el semanario, publicado por las fuerzas armadas.
 
La droga, diazepam, es un medicamento anticonvulsivo empleado para tratar el envenenamiento provocado por agentes nerviosos tales como el VX y el Sarin. Hasta ahora, el Ejército de Defensa de Israel proporcionaba a todas las unidades solamente atropine, un fármaco usado para tratar la agresión contra el sistema respiratorio. En cambio, el diazepam, que protege al sistema nervioso central estaba disponible en forma intravenosa y era distribuido solamente a los centros médicos de la retaguardia.
 
"Ahora los médicos han recibido dosis auto inyectables, que permiten un tratamiento con antelación de entre una hora y una hora y media", explicó el jefe de la unidad de combate de medicina no convencional, teniente coronel doctor Micah Ksirer, a Bamahané.
 
Todas las unidades de combate de Estados Unidos que operan en zonas donde existe una amenaza probable de armas químicas llevan consigo diazepam y atropine. Cada soldado tiene un botiquín y se espera que se lo administre a sí mismo, y en el caso del diazepam, que se lo aplique al compañero que lo necesite.
 
"Acortar el período [previo al] tratamiento puede salvar a una víctima de un daño cerebral o de la muerte".
 
Los médicos militares comenzarán el entrenamiento de cómo y cuándo debe ser administrada el nuevo fármaco, en un curso intensivo de combate de trece semanas.
 
Israel ha expresado cierta preocupación de que el régimen del presidente sirio, Bashar Asad, emplee sus armas químicas en la guerra civil, que las traspase al grupo terrorista libanés chií Hezbollah o que pierda el control de las mismas y caigan en manos de grupos salafistas rebeldes.
 
 

RECOMENDAMOS